Déjame tocarte al menos una última vez


Déjame probarte una vez más, no importa que ya no me quieras
Lo único que deseo en este momento es poder tenerte
Y demostrarte de lo feliz que te puedo hacer
Déjame sentirte, tocarte, acariciarte
Así verás, que la llama de nuestro amor
jamás se apagó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario