Siempre presente en mí

Pasarás por mi vida sin saber que pasaste, pasarás en silencio por mi amor, y al pasar, fingiré una sonrisa,  como dulce contraste del dolor de quererte…y nunca lo sabrás. Soñaré con darte un beso en la frente, soñaré con tus ojos, un enigma a descifrar, soñaré con tus besos... y jamás lo sabrás. Te amaré en silencio, como algo inaccesible, como un sueño que nunca podrá realizar...  y si un día una lágrima denuncia mi tormento, el tormento infinito que te debo ocultar diré sonriente... No es nada, ha sido el viento y jamás lo sabrás.

1 comentario:

  1. Hola, anonimamente vengo a comentarte, porque no sabes quién soy y no lo sabrás tampoco. (Mentira, porque estás acá, cantando al lado mio: "Y es que otra vez estoy pensando en ti, en tiiiii") En fin, vayamos a lo que nos compete... Me gustó mucho está entrada, realmente. Me gusta tu blog, aunque todavía no tuve oportunidad de leerte en profundidad por el simple hecho de que me lo acabas de mostrar, y me caes mal por eso, porque podría haberlo leído en vacaciones Anabelle. (Si, acabo de revelar tu identidad. Seguidores, les presento a Anabelle, bueno, no, porque es un nombre que yo le puse, pero juro, si la conocieran, quedarían encantados). Leí un poco, lo que me mostraste, y me declaro tu fan. Te pido (no, te exijo) que vuelvas a escribir, ya. Con amor, señorita X. (No voy a revelar mi identidad, porque te escribo en anónimo)

    ResponderEliminar