Los sueños se hacen realidad, si uno quiere

Vivir, soñar, amar, querer, odiar, son cosas que siempre pasan, a todo momento de nuestras vidas, pero ¿qué pasa si uno tiene un sueño? ¿Qué pasa si nos encontramos con una discapacidad? ¿Debemos bajar los brazos? ¡No! Porque en sí, vivimos para creer, vivimos intentando hacer nuestros sueños realidad a cada segundo. Cantar, bailar, todo es posible, lo hagamos bien o mal, no tiene que importanrnos y ponernos mal, porque de un error, aprendemos y subimos al siguiente nivel. Los sueños, sueños son. Vida tenemos una sola, y debemos vivirla de la mejor manera posible, vivirla, gozarla, disfrutarla, todo lo que la naturaleza y el mundo nos propone. Sonreír cuando estamos tristes, dejar que la persona se enamore de nuestra sonrisa, tocar corazones donde piden auxilio y en fin, creer que la vida es el regalo más grande y maravilloso que podríamos tener. Aprender de ella a cada instante, aprender a aprender, aprender a equivocarnos y seguir intentando. Soñar con un mundo perfecto, sin sufrimientos, sin rencores, sin penas ni heridas. Soñar a que todo es posible, que todo está en marcha para luchar por lo que más queremos. Soñar con hacer nuestros sueños realidad, y ver que si te lo proponés, se hace realidad. Soñaremos con aquel día, soñaremos con ver el cielo estrellado de emoción, lleno de estrellas, arcoíris, soles que salen radiantes y fuertes, soñaremos con aquel día ver pasar una estrella fugaz. Soñaremos, y soñaremos eternidades que quizás nunca lleguen, pero . . . ¿Porqué está de más soñar? Si la vida es justamente para eso. 

Nota: No les pongan límites a sus sueños, hechénlos a volar hacia el espacio para que el Universo pueda recogerlos y enviárselos convertidos en realidad, cuando sea el tiempo correcto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario