El problema no es extrañarte..

Cada vez que cierro los ojos y pienso en ti no existe mejor sensación mas que sentir que vuelo a través mi imaginación recordando aquella tarde juntos..acostados y abrazados disfrutando del precioso, sensacional y fabuloso atardecer donde dijiste, juraste y prometiste amarme, cuidarme, y protegerme hasta que la muerte nos separe.. allí, fue donde nació nuestro sincero y eterno amor.

4 comentarios:

  1. Es hermoso leerte, tienes una manera preciosa de expresarte y de escribir. Ademas tus entradas siempre me transmiten mucho amor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. buena entarada, me encantó estar enamorado@ es lo mejor y más si se viven y hablan ese tipo de cosas, besos :)

    ResponderEliminar
  3. Y es que somos realmente afortunados y enormemente privilegiados por tener la capacidad de retener esos momentos en nuestra cabeza y poder recordarlos cada vez que lo necesitemos ;)

    ResponderEliminar
  4. "Allí, fue donde nació nuestro sincero y eterno amor." Me encanta :)

    ResponderEliminar