Pérdidas

Cada vez que me preguntan cómo estoy a veces no sé que responder, a veces prefiero callar, a veces prefiero hablar, o quizás, a veces necesite solo un abrazo y nada más, entonces no habrá más que solo un silencio profundo, creyendo, o intentando creer sentirme mejor en los brazos de un ser querido, recibiendo un poco más de contención y alivio. Es verdad que a las personas buenas les pasan cosas malas, y que cuando a uno le pasan cosas malas el resto de la gente desaparece de la tierra por arte de magia, entonces es allí donde comienzo a creer, cada vez más, quienes merecen estar a mi lado y por sobre todas las cosas, quienes me merecen en su vida realmente. Es verdad que el corazón se endurece cuando uno ha recibido muchos golpes, que el dolor cambia a las personas y que después de haber sufrido tanto cuesta creer, confiar, salir adelante solo e intentar encontrar una salida, encontrar la luz dentro de la oscuridad y salir de ella, pero una vez que sales, afrontar el paso a seguir será encontrarse con miedos, dudas, muchas preguntas y pocas respuestas, donde lo único que encuentre será la soledad y mi único refugio será ese, pero cuando intentas sentirte mejor quizás la luz esté más cerca y encuentre la esperanza, la fé. Por que después de tanto sufrimiento, de tantos golpes, de tanto castigo, finalmente uno logra ver las cosas con más claridad, pero aun así, uno sigue dolorido por dentro, uno sigue triste, pero no tanto como antes.

1 comentario:

  1. Y así es como grandes músicos de la vida han dejado una huella marcada, siempre saben cómo hacerte pensar, reflexionar y darte cuenta si lo que haces está bien, o simplemente te has equivocado. Este texto deja mucho que decir, mucho para pensar y reflexionar qué es lo que queremos para nuestras vidas y para nosotros mismos. Cada uno es el protagonista de su vida, está en cada uno alcanzar la felicidad extrema y ser felices, o quedarse pensando quizás deprimida/o qué podría hacer para sentirme mejor. Mi consejo a nivel personal, pase lo que pase, a pesar de todo, vida hay una sola y nunca sabremos que nos pasará mañana o en unos segundos, por eso hay que aprovechar cada instante, cada minuto, cada día, como si fuera el último.

    ¡El estar vivos es un milagro! ¡Y es el mejor regalo que podríamos tener!

    ResponderEliminar